martes, 4 de agosto de 2015

Ventajas de la reutilización

Neumáticos reutilizados (sacado de aquí)
Ya hemos hablado en alguna ocasión de la importancia de la valorización de los residuos que producimos, es decir de la recuperación de los materiales y consumos energéticos que encierran, para reducir nuestro impacto sobre el planeta. Hay muchas posibilidades de valorización a nuestra mano, pero básicamente se agrupan en dos: el reciclaje y la reutilización.
La más sencilla es la reutilización y la apuesta por la segunda mano. Cada artículo al que se alargue su vida a través de la cesión, intercambio o entrada en el circuito de la segunda mano supone un enorme ahorro de consumo de materias primas y problemas ambientales derivados. 


Un ejemplo sencillo sería el de un mueble al que le damos una segunda oportunidad, una mesa por ejemplo. Adquiriendo una mesa de segunda mano con unos 50 kg de madera estamos evitando la fabricación de una nueva. Evidentemente para esa nueva mesa se precisan más que esos 50 kg. Hay que obtener diferentes piezas a partir de uno o más árboles, a los que hay que eliminar la corteza y cortar y pulir para obtener tablones. Estos a su vez tendrán que ser cortados para obtener las piezas de nuestra mesa dejando tras de si una cadena de restos y retales de madera no aprovechable. Si además proviene de una explotación forestal no sostenible, también tendrá una clara huella en la biodiversidad local del punto de extracción.

Además la reutilización implica actuar reduciendo los impactos en toda la cadena productiva. Desde la energía consumida para extraer la madera del medio y en la fabricación, posteriores impactos derivados de la logística (cambio climático por ejemplo) o la reducción de los residuos de embalajes, incluidos los palets para su transporte y distribución. Nuestra mesa de madera para 6 personas reutilizadas permite por ejemplo evitar la emisión de 24,7 kg de CO2 a la atmosfera (los que se emiten por la fabricación de cada mesa nueva) lo que equivale al CO2 absorbido por 1258 árboles en un dia según la calculadora de CO2 de AERESS (http://reutilizayevitaco2.aeress.org/ ).
Otro ejemplo clásico es el del textil. Reutilizando un  pantalón vaquero se evita el consumo de 8000 litros de agua, el uso de 32 kg de materias primas y la producción de más de 30 kg de residuos (sin incluir los embalajes). Además al reutilizar un vaquero se consigue ahorrar los 5,41 Kg de CO2 producidos en su fabricación (lo que equivale a lo absorbido por 275 árboles en un dia).

Por último mencionar que si el destino de los residuos  voluminosos (muebles, electrodomésticos,…)  o residuo textil en buenas condiciones es el sistema de recogida de una entidad social como Deixalles, ayudará a sustentar sus programas sociales.  Solo aportaremos un dato, a pesar del trabajo de Deixalles y del mercado de segunda mano local, llegaron en 2014 a nuestro vertedero más de 2236 toneladas de residuos voluminosos perdiéndose para siempre el valor que pudiesen contener. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario